lunes, 29 de mayo de 2017

ÉCLAIRS O RELÁMPAGOS DE FRESAS Y NATA

Ahora que están tan de moda los éclaris de los que se encuentran verdaderas joyas en las prestigiosas pastelerías parisinas y de otros muchos lugares, voy a enseñaros algunos de los que he ido haciendo con una masa tan agradecida como es la pasta choux que tanto sirve para dulce como para salado y que nos permite infinitas creaciones.  Cierto es que profiteroles, bocaditos o chocolateros están deliciosos pero hay que renovarse y vestir de gala una masa tan versátil y universal como esta.   Espero que os gusten


ÉCLAIRS O RELÁMPAGOS DE FRESAS Y NATA
Ingredientes: (para 6 personas)
Para la pasta choux                
125 gr. de leche                                  
125 gr de agua                                  
150 gr. de harina                                   
corteza de limón                                
75 gr. de mantequilla                       
4 huevos                                           
30 gr. de azúcar                    
un pellizco de sal
Para el relleno
1/2 litro de nata líquida para monta bien fría
125 gr. de azúcar glas
un poco de esencia de vainilla o azúcar avainillado
fresas limpias troceadas o no según tamaño
láminas o detalles de chocolate blanco

Preparación: Calentar la leche con el agua, la sal, la corteza de limón, la mantequilla y el azúcar.  Cuando rompa el hervor retirar la corteza de limón y añadir de golpe la harina; mantener a fuego muy suave y trabajar unos minutos hasta que la mezcla esté fina y se desprenda de las paredes del cazo.   En este punto retirar del fuego y agregar los huevos de uno en uno,  de manera que hasta que no esté bien incorporado uno no se agrega el siguiente.  Luego llenar con la masa una manga pastelera con boquilla lisa gruesa y escudillar los éclairs de unos 12-15 cm.  Cocer en el horno a 180º-190º C,  hasta que estén dorados e inflados, tardan al menos unos 20 minutos.  Si se hacen en tapete de silicona, como los macarons quedan más perfectos y todos iguales. Es preciso dejarlos, una vez cocidos,  unos 15 minutos con la puerta del horno abierta.  Así se secan y no se bajan. Luego dejar enfriar sobre rejilla.  En este caso yo los he abierto quitándoles una tapita a todo lo largo, pero que no llegue a la mitad, así quedan como una barquita donde colocar el rico relleno.  Así preparados, reservar.  Montar la nata que deberá estar bien fría y cuando esté. a medio montar,  añadir el azúcar glas.  Terminar de montar, teniendo mucho cuidado para que no se corte y una vez montada poner en manga pastelera con boquilla rizada gruesa.  Cortar las fresas bien limpias y secas como se prefiera, Incluso dejar algunas enteras si son pequeñas.  Una vez todo preparado ir montando los eclairs con la nata, las fresas y láminas de chocolate blanco.  Un detalle en verde queda muy bien, pero yo había gastado mis hojas de menta en otros de frutos rojos que un día pondré por aquí,.  De momento disfrutad con estos.  

2 comentarios:

La Cocinera Mileurista dijo...

La pasta choux me encanta tanto en versión de dulce como en salado, estos relámpagos te han quedado divinos.
Besos.

Olga Riofrio dijo...

Se me esta haciendo agua la boca.
Que delicia de postre.
Saludos
Olguis.